Inside Apple

Tener un equipo de trabajo con diferentes visiones y perspectivas favorece a que la toma de decisiones tenga un carácter más plural y más adaptado a la realidad del día a día.

Explica un artículo de Harvard Business Review que la figura de Steve Jobs transformó nuestras vidas con la fuerza de sus convicciones. La clave de su grandeza, dicen los expertos, fue su habilidad para doblegar el mundo a su visión. La realidad es que gran parte del éxito de Apple proviene de que su equipo lo empujó a replantear sus posiciones. Si Jobs no se hubiera rodeado de gente que sabía cómo hacerle cambiar de opinión, podría no haber cambiado el mundo.

Durante años Steve Jobs insistió en que nunca haría un teléfonoDespués de que su equipo finalmente lo convenció para que lo reconsideraraprohibió las aplicaciones externas; tomó otro año conseguir que cambiara esa postura. Después de nueve meses la App Store tuvo mil millones de descargas, y una década después el iPhone había generado más de 1 billón de dólares en ingresos.

Casi todos los líderes han estudiado el genio de Jobs, pero sorprendentemente pocos han estudiado el genio de aquellos que lograron influenciarlo y que hicieron para hacerle cambiar de opinión. De entre todas las personas que trabajaron con Steve Jobs es extremadamente importante la influencia que tuvieron Tony Fadell y Mike Bell asi como su proveedor de vidrios para el Iphone  Wendell Weeks.

¿Pero que hacían sus colaboradores para hacerle cambiar de opinión? Como imaginaran no era una tarea fácil hacer cambiar a Steve Jobs de opinión o simplemente rebatirle una idea, es por esto que el equipo de Mac durante unos años otorgaban un premio a la persona que tenia la valentía de desafiar a Steve Jobs y curiosamente muchos de los que ganaron el premio fueron promocionados a dirigir una división o área clave en Apple

Mike Bell intento convence a Steve Jobs de desarrollar un dispositivo que te permitiera hacer streaming.. Al principio se lo sugirió a Steve Jobs pero este no le presto atención, pero no se rindió y pensó como podría influenciarle hasta que aprendió a realizar las preguntas adecuadas “¿y si?“ “ ¿que pasaría si?”, ¨¿Podríamos?, …dejando la oportunidad a Steve Jobs de pensar en el tema, hacérselo suyo y dejarle imaginar posibilidades para que comprará la idea y la. Es así como se creó el Apple TV.

Otro Ejemplo es cuando le plantearon la idea de hacer un móvil, en ese momento Steve Jobs les realizo una lista al equipo de las razones por las cuales no funcionaría. Los componentes del equipo le aceptaron la lista, pero no se conformaron y lo desafiaron: ¿y si Apple hicieran un móvil que elegante y diferente podría ser?  ¿que puede aportar Apple que otros no pueden aportar, por ejemplo, Microsoft? ……. Los equipos tenían que trabaja duro para hacerle cambiar de opinión, pero al final lo lograron, no enfrentándose sino haciendo preguntas y creando escenarios a la lista que Steve Jobs les envió. Finalmente, para destruir todas las resistencias de Steve Jobs los ingenieros de su equipo le construyeron diferentes prototipos en secreto para sorprenderlo y hacerle ver lo fantástico que podría ser. 

Los equipos que trabajaban para Steve Jobs tenían que estar muy bien preparados para poder rebatirle y siempre tenían que tener un conocimiento muy profundo en lo que estaban trabajando. Muchas veces los equipos se confían y no tienen un conocimiento exhaustivo de todos los detalles ( en una serie de experimentos, los psicólogos pidieron a los estudiantes de Yale que calificaran su conocimiento de cómo funcionan los objetos cotidianos, como televisores y aseos. Los estudiantes tenían una gran confianza en sus conocimientos, hasta que se les pidió que escribieran sus explicaciones paso a paso. Mientras lucharon para articular cómo un televisor transmite una imagen,.. su exceso de confianza se desvanecía. De repente se dieron cuenta de lo poco que sabían de los temas que se les preguntaba y que creían que dominaban) pero con Jobs esto no era aceptable.

La clave es tener un equipo muy cualificado en áreas diferente de aquella en la que esperas cambiar de opinión. Si estás tratando de conseguir que un líder narcisista reconsidere una mala elección, es un error decir que admiras sus habilidades de toma de decisiones; mejor elogia su creatividadTodos tenemos múltiples identidades, y cuando nos sentimos seguros acerca de uno de nuestros puntos fuertes, nos mostramos más abiertos a aceptar nuestras deficiencias en otros lugaresLos psicólogos encuentran que los narcisistas son menos agresivos y menos egoístas después de que se les recuerde que son atléticos, divertidos.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email